Una elección reveladora

Crédit photo : Reuters

La derecha populista francesa gana terreno. El domingo, menos de la mitad de los franceses votaron en la primera vuelta de las elecciones cantonales. ¿ Canto qué ?

Ni los Franceses entienden de que se trata. Pero simplificando al máximo es el escrutinio que designa a un conjunto de políticos que forman el consejo de un cantón. A nadie le importa en parte porque esta división territorial desaparecerá en 2014.

Lo importante es el resultado : La tasa de abstención es muy elevada , el Partido Socialista está a la cabeza, y el partido de Nicolas Sarkozy fue barrido. Pero lo que inquieta en Francia es el Frente Nacional, el partido populista a la derecha de la derecha. Está justo detrás del Partido Socialista.

Política xenofóbica

El partido dirigido por Marine Le Pen avanza una « política » racista, nacionalista y completamente irrealista. Una de las proposiciones económicas del movimiento xenofóbico es abandonar la Unión Europea y regresar al franco. Sin ser economistas ilustres, se puede predecir que salir de la zona euro llevaría el país a la calamidad financiera. El realismo de este programa es inversamente proporcional a la fe que tienen sus electores en el cambio.

¿ Por qué votan Frente Nacional ? La crísis económica, los mandatos de la Unión Europea, el sentimiento que la identidad francesa se pierde (entiéndase la identidad blanca que come cerdo) y que en consecuencia los extranjeros se aprovechan de los beneficios reservados a los «autóctonos », los políticos de izquierda o derecha no han podido cambiar la situación. Y más que todo, estos electores jóvenes y menos jóvenes opinan que la globalización es la madre de todos los males.

En este video Marine Le Pen denuncia un incremento importante de la imigración en Francia . Es una pequeña muestra de sus discursos.

¿ La marcha hacia el poder ?

Marine Le Pen heredó recientemente el puesto de jefe de partido. Su padre presidió el movimiento desde 1972, su fecha de creación, hasta este año. En algunas decenas el movimiento pasó de grupito de reaccionarios anti-semitas a un partido de envergadura nacional. La prueba : en 2002 el duelo final de la presidencial es entre Jean-Marie Le Pen y Jacques Chirac. Francia votó masivamente por Chirac para evitar que, el que avala las teorías revisionista, llegue al poder.

Marine Le Pen sueña hoy con que este escenario se reproduzca. Una serie de encuestas predicen que Le Pen hija va a llegar muy lejos en la presidencial. Los resultados de la primera vuelta de estas elecciones le dan más alas. El domingo sabremos los resultados definitivos. Mientras tanto, la izquierda se alía con los ecologistas y la derecha de Sarkozy está desorientada. Es el precio que paga por haberse apropiado los temas increíblemente “progresistas” del Frente Nacional.

Publicado originalmente en la revista Filos.

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s