El verdadero rostro de la ultra-derecha francesa

Capture d’écran 2013-06-11 à 15.17.47

Es la historia de Clément Méric, un joven y brillante estudiante en ciencia políticas en la élite de las universidades francesas : Sciences Po. Este militante anti fachista falleció el jueves 6 de junio, en el hospital, tras haber sido golpeado la víspera por un Skin head- cabeza rapada-. Saliendo de una venta privada de una  marca muy apreciada por los jóvenes de la extrema izquierda así como los de la extrema derecha, Clément fue reconocido por miembros del grupúsculo ultra-nacionalista, Juventud Nacionalista Revolucionaria (JNR). En plena calle en un barrio comercial del sector 9 de París, Clément y sus amigos se enfrentaron a los jóvenes de la JNR. Clément no sobrevivió al golpe que le acertó un miembro del otro bando. Al caer, el estudiante se golpeó la cabeza con un tubo. La misma tarde era declarada su muerte cerebral.

Es la primera vez desde hace más de veinte años que alguien muere en este país por sus ideas políticas. Siete personas fueron detenidas e interrogadas por la policía en el marco de la investigación judiciaria. Una fue directamente detenida con los cargos de asesinato. La investigación policíaca determinó que Clément murió por causa de los golpes.

 La gota que derramó el vaso

Estudiantes, compañeros de Clément y muchos políticos exigen la separación del grupo que pertenece a una nebulosa que gravita a la derecha del partido de extrema derecha El Frente Nacional (FN). Esta es la gota que derramó el vaso después de varios meses de tensión política en la que los más ultras del ala derecha han mostrado su verdadero rostro a pesar de los esfuerzos constantes de Marine Le Pen , la patrona del tercer partido de Francia, el FN de dar una imagen limpia de su formación política.

Todo comenzó con el debate sobre el matrimonio homosexual aprobado oficialmente hace algunas semanas. Mientras que los socialistas en el poder creían que el debate sería rápido y limpio  los contras lograron movilizar a los más conservadores y a los que consideran que los socialistas en el poder son ilegítimos y por consecuencia toda su acción política. A parte del discurso abiertamente homófono que se escuchó en las importantes manifestaciones contra la unión gay también se pudo escuchar el discurso de la ultra derecha ultra violenta y ultra nacionalista de los cráneos rapados.

En margen de las marchas, estos grupúsculos se enfrentaron a la policía y atacaron a los periodistas. Algunas parejas homosexuales fueron igualmente atacadas en plena calle. Estos son los síntomas del regreso contundente de esos  grupúsculos que creen que Europa está en guerra contra el islam y en forma general contra en fin de una civilización. Qué dicen estos eventos de Francia ? No más de lo que dicen de  la Europa contemporánea : en plena crisis de un modelo una minoría tiene mucho miedo y se está infiltrando en las derechas del Viejo continente.

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s